En diciembre del pasado año, el Tribunal Constitucional anuló completamente mediante una nueva sentencia hasta cinco artículos de la norma, así como parcialmente otros artículos e incisos, restituyéndose así los festejos para que sean lidiados, picados, banderilleados y muertos a estoque en esta ocasión seis ejemplares de Juan Pedro Domecq para Morante, El Juli, Manzanares y Roca Rey.